LED TV 9000 de Samsung, la revolución de la pantalla chica

blogerredas 7 octubre 2010 0

Samsung

Es lo que estabas buscando. Vos que necesitas que tu casa esté bella, decorada y, sobre todo, tenga un toque de distinción sobre el resto de los hogares. El LED TV 9000 es lo que esperabas. La nueva obra maestra de Samsung es un monitor vanguardista de tan sólo 7.98 milímetros de grosor, que hace de este el televisor más delgado del mundo y uno de los más exclusivos del mercado, además de ser sumamente elegante y cómodo.

Su monitor es una verdadera belleza tecnológica: tiene un acabado de aluminio pulido, que le da un toque de elegancia. Sus controles ocultos y todas las conexiones agrupadas y muy poco visibles, hacen de este televisor un elegante producto para decorar tu hogar. Además, cuenta con un pie transparente (aporta ligereza y finura) y tiene tonos oscuros mejorados con imágenes más nítidas, reducción del reflejo de luz y aumento del contraste, logrando que la imagen parezca real.

pantalla



Con sólo 7.98 mm de grosor, compite con las marcas más exclusivas del mercado. La pantalla utiliza tecnología SPVA, lo que le proporciona una elevada calidad en la reproducción de color desde cualquier ángulo, con retroiluminación LED periférica. Estos detalles logran que el LED TV 9000 sea elegante y perfecto para cualquier zona de la casa.

Su tecnología de punta lo hace inigualable. Esta serie viene con tecnología Clear Motion Rate 800 y un procesador 3D integrado. También se incluyen unas gafas 3D activas que permitirán disfrutar de todas sus prestaciones tanto con películas, como juegos en 3D. Y si con esto no te alcanza prepárate para lo que te vamos a contar: el Led TV 9000 lleva un procesador que puede convertir las imágenes 2D a 3D, logrando una sensación de profundidad espectacular. Sólo tienes que preocuparte por los pochoclos, el cine llegó a casa.

Y por último (y no por eso menos importante) la gran novedad que tiene este televisor -que no tiene ningún otro de la competencia- son los mandos a distancia. Con el televisor van incluidos dos; uno pequeño, y sencillo, que permite manipular las funciones básicas: volumen, canales y fuente. El otro, un sofisticado mando con pantalla táctil de tres pulgadas, que nos brinda un mundo de nuevas posibilidades.

Este mando, con una pantalla táctil de tres pulgadas, se conecta al televisor vía Wi-Fi, y es el televisor el que recibe, gracias a su doble sintonizador, los dos canales y envía la imagen y el sonido de uno de ellos al Touch Control. Además, siendo inalámbrico, ni siquiera es necesario permanecer frente al televisor y podremos interponer paredes sin que se pierda la señal.

Parte trasera